El presidente Hugo Chávez saludó el gesto de un grupo de jóvenes dominicanos que se raparon en solidaridad con el mandatario venezolano que empezó a perder el cabello debido a los efectos del tratamiento de quimioterapia que ha recibido para tratar el cáncer que padece.

"Se pelaron el coco (la cabeza) en solidaridad con este humilde servidor ¡Ay, quién pudiera abrazarlos, muchachos y muchacha!", expresó el gobernante, de 57 años, en su columna "Notas de retaguardia".

"Yo quiero mucho al pueblo Dominicano y guardo de esa Patria infinitos y bellos recuerdos. Veo que son miembros del grupo cristiano... digo con ustedes: "Si Cristo con nosotros, ¿Quién contra nosotros?". ¡Que Dios me los bendiga muchachos!", agregó.

El jueves 10 integrantes de la organización cristiana ecuménica "Paz Dominicana", se raparon frente a la embajada de Venezuela en Santo Domingo para demostrar su apoyo al jefe de Estado y orar por su recuperación.

"Es un sacrificio, pero he asimilado con obediencia la misión; acepté este voto, pidiendo a Dios para que el presidente Chávez se restablezca", dijo la víspera Leidy Jiménez, mientras se cortaba su larga cabellera negra.

El grupo, que nunca han tenido ningún contacto personal con Chávez, también entregó al embajador venezolano, Alfredo Murga, un pergamino con una oración y diversos mensajes de bienestar para el mandatario.

Chávez, que apareció el miércoles con su cabeza completamente rapada,informó que exámenes médicos recientes arrojaron resultados positivos y destacó que su organismo parece estarse preparando para un eventual nuevo ciclo de quimioterapia.

El mandatario, quien regresó el 13 de agosto de Cuba, ha dicho que no sabía si necesitaría una tercera ronda de quimioterapia y comentó que su equipo médico decidirá si finalmente requerirá de un tratamiento de radiación.

El líder venezolano fue sometido a cirugía en Cuba en junio para extirparle un tumor canceroso en la zona pélvica, aunque no ha divulgado qué tipo de cáncer le detectaron.