Dos cuerpos decapitados y parcialmente desollados aparecieron frente a una tienda de la cadena Sam's Club en la ciudad mexicana de Acapulco, y otros tres cadáveres sin cabeza fueron encontrados en las cercanías, en la principal franja turística, informaron el sábado las autoridades.

Los cuerpos descubiertos a la entrada de la tienda estaban cortados en más de 20 piezas, informó la Policía del sureño estado de Guerrero en un comunicado. La piel de las cabezas fue dejada en un bolso de mujer, junto con el cuero cabelludo.

Los otros tres cuerpos decapitados — uno de ellos de una mujer — fueron encontrados en una camioneta deportiva estacionada en la avenida costera Miguel Alemán, donde se encuentran los principales hoteles y restaurantes de la ciudad, cerca de una gasolinera a 200 metros (650 pies) de la tienda Sam's Club, agregó la policía estatal en otro comunicado. Las cabezas no estaban en el lugar.

Los tres cuerpos, de piel blanca, fueron amarrados de pies y manos. Estaban abandonados en la parte trasera de una camioneta Nissan estacionada y con las luces encendidas.

Una veintena de gasolineras de Acapulco cerraron temporalmente el viernes en protesta por la ola de violencia.

La camioneta con los tres cadáveres fue estacionada cerca de la gasolinera de la Diana, una de las estaciones de servicio que participaron en la protesta.

La violencia del narcotráfico ha crecido en Acapulco desde diciembre de 2009, cuando fue asesinado el capo Arturo Beltrán Leyva, lo que desencadenó una lucha entre las facciones del cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

Por otra parte, las autoridades dijeron haber hallado los cuerpos de nueve hombres acribillados a balazos. Los cadáveres fueron tirados en una carretera del estado de Nayarit, en la costa del Pacífico.

Los cuerpos tenían las manos atadas y sus cuerpos presentaban señales de tortura, dijo la Procuraduría de Nayarit en un comunicado emitido el sábado. Los hombres tenían entre 20 y 35 años y sus heridas parecían haber sido de fusil, según el texto.

Nayarit se ha convertido en otro campo de batalla de los cárteles de la droga que luchan por el control de la zona.

Desde hace mucho tiempo el cártel de Sinaloa, el es más poderoso de México, ha estado activo en el estado vecino de Nayarit, pero la agrupación ha sido presionada recientemente por el cártel de los Zetas y los remanentes del cártel de los Beltrán Leyva.

En mayo, un tiroteo entre bandas rivales de narcotraficantes en Nayarit dejó 29 muertos. Los cadáveres, con uniformes militares falsos, fueron abandonados en una carretera dentro de vehículos acribillados a balazos.

___

El periodista de The Associated Press Arturo Perez contribuyó a este despacho desde Guadalajara, México.