Una gran cantidad de archivos sobre las operaciones que hizo la extinta Policía Nacional (PN) durante el pasado conflicto armado (1960-1996) en Guatemala fueron hallados en el departamento noroccidental de Quiché, informó hoy una fuente oficial.

Los documentos fueron encontrados cuando trabajadores remozaban el edificio que alberga la Gobernación Departamental de Quiché y en donde antes funcionó una cárcel.

Los centenares de archivos documentan y detallan hechos y operaciones de la extinta PN durante el conflicto armado interno que desangró a Guatemala durante 36 años.

El departamento de Quiché fue una de las regiones más golpeadas por la guerra interna que dejó más de 250.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos.

Según el ministro guatemalteco de Gobernación (Interior), Carlos Menocal, los archivos servirán como aporte para la búsqueda de la verdad sobre lo ocurrido durante el conflicto armado.

El Gobierno del presidente Álvaro Colom se encuentra interesado y comprometido con el resguardo de estos documentos, que contribuirán a la reconstrucción de la memoria histórico de Quiché, dijo Menocal, según declaraciones publicadas por la estatal Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN).

Los documentos encontrados serán trasladados en los próximos días hacia las instalaciones de la Academia de la Policía Nacional Civil (PNC) en la capital guatemalteca.

Una representante de la Convergencia Nacional por los Derechos Humanos, Iduvina Hernández, calificó, en declaraciones a periodistas, de "valioso" el hallazgo de estos archivos que permitirán dar con los responsables de las graves violaciones a las garantías en este país.

Estos documentos se suman los más de 80 millones de folios que en julio de 2005 descubrió la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) en una sede de la extinta PN en la capital.

El denominado Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN) estaba en pésimas condiciones en un edificio que a principios de los años 80 se proyectó como sede de un hospital para los agentes de esa institución, que desapareció tras la firma de los Acuerdos de Paz en 1996 y dio paso a la creación de la PNC.

En el lugar, según la PDH, funcionaron la Guardia de Hacienda (ya desaparecida), la Policía Militar Ambulante, la Academia de la Policía, el Comando de Operaciones Especiales, el Sexto Cuerpo de la PN, entre otras estructuras, acusadas de cometer múltiples crímenes de lesa humanidad.

Además, en el lugar también funcionó una cárcel clandestina donde fueron torturados y ejecutados centenares de hombres y mujeres que el Estado consideraba como sus "enemigos".

Hasta finales de mayo ya habían sido digitalizados 12,5 de los 80 millones de folios del AHPN, cuyo usuario principal es el Ministerio Público (Fiscalía) y familiares de las víctimas de la guerra que buscan conocer el paradero de miles de desaparecidos.