Los cuerpos baleados de cinco hombres y una mujer fueron encontrados dentro de una lujosa camioneta que fue abandonad en un campo de caña de azúcar en el suroeste del país, informó el sábado la policía.

Los cuerpos estaban amontonados en la parte trasera de una camioneta último modelo negra y de vidrios oscuros, dijo en entrevista telefónica el coronel Julián González, comandante de la Policía en el departamento de Valle del Cauca, en el suroeste colombiano, donde fue encontrado el vehículo.

Ninguno de los cadáveres, que por sus facciones eran personas de entre 25 a 35 años, tenían documentos de identificación para saber si tenían o no antecedentes penales o cuentas pendientes con la justicia, agregó. El oficial destacó que por ahora desconocen si el crimen pudo obedecer a venganzas entre grupos criminales rivales u por otra causa.

En un primer análisis, añadió el jefe policial, "lo que se puede entender... es que el homicidio de estas personas posiblemente no se causó en ese lugar" y que la camioneta fue usada para trasladar los cadáveres hasta una zona rural del municipio de Bugalagrande, en Valle del Cauca y a unos 240 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Los agentes encontraron el auto porque una persona llamó el viernes al mediodía a la línea de emergencia policial para dar cuenta de la camioneta abandonada y que lleva placas de identificación de Bogotá, explicó González.