El grupo de fiscales en el caso por perjurio contra el ex lanzador Roger Clemens indicaron que el pelotero debe enfrentar otro juicio.

La fiscalía reconoció que cometió un error al mostrar al jurado evidencia inadmisible, motivo por el cual considera que Clemens deberá ser enjuiciado nuevamente.

Mientras que la defensa de Clemens señaló que un segundo juicio violaría su protección constitucional en contra de ser enjuiciado dos veces por el mismo delito.

La defensa del ex lanzador indicó que la fiscalía mostró la evidencia con el objetivo de provocar la nulidad del proceso debido a vicios de procedimiento porque el caso no marchaba como esperaban.

En ese sentido la fiscalía alega que Clemens quiere "obtener un resultado injustificado de este error involuntario".

La parte acusadora reconoció que fue un error mostrarle al jurado un vídeo en el que se observa a un ex compañero de Clemens le dijo a su esposa que el lanzador admitió haber utilizado drogas para mejorar el rendimiento, pero el juez había decretado que esa evidencia no era admisible en el juicio.