Jakob Fuglsang encabeza la Vuelta a España después de que su equipo, Leopard-Trek, ganó el sábado el contrarreloj de la primera etapa.

El danés cronometró 16 minutos, 30 segundos en la ruta de 13,5 kilómetros en la ciudad costera de Benidorm, al aprovechar cabalmente la firme ventaja de su compañero Fabian Cancellara en los últimos kilómetros.

"Nuestra meta hoy era nada más que hacer un buen contrarreloj", dijo Fuglsang, que nunca había vestido la casaca del líder en una de las principales pruebas. "Sabíamos que si hacíamos un buen contrarreloj podíamos ganar. Este es un momento muy especial para el equipo y para mí, ponerme la casaca del líder en la Gran Vuelta, es asombroso".

El italiano Vincenzo Nibali, campeón defensor, llegó a cuatro segundos con su equipo Liquigas, mientras que el bicampeón Denis Menchov arribó a 43 segundos.

"Para mí fue un buen día porque avancé frente a los favoritos", dijo Nibali.

Bajo el sol y un calor de 30 grados centígrados (86 Fahrenheit), el ruso Denis Menchov — que ha ganado la Vuelta dos veces — reconoció que no le satisfizo su tiempo.

El favorito local Igor Antón, de Euskatel, terminó a 28 segundos del líder.

La segunda etapa del domingo es un trayecto de 174 kilómetros desde La Nucia hasta Playas de Orihuela.

En su edición 66, la Vuelta volverá al País Vasco por primera vez en 33 años.