Las autoridades estadounidenses devolvieron una colección de 67 artefactos que fueron importados de forma ilegal a Estados Unidos desde la República Dominicana.

En una ceremonia, el Servicio de Inmigración y Aduanas y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza entregaron los objetos al embajador de la República Dominicana en Estados Unidos, Raúl H. Yzaguirre.

Los objetos fueron hallados como parte de una serie de investigaciones efectuadas en la Florida, en Tenesí y en Puerto Rico.

Luis Alvarez, subdirector de Asuntos Internacionales del Servicio de Inmigración y Aduanas, indicó que el contrabando y el comercio con los tesoros de la herencia étnica y cultural de cada país son un delito grave que no debe ser tolerado.

Desde 2007 el Servicio de Inmigración y Aduanas ha repatriado más de 2.500 objetos a más de 21 países.