Las autoridades regulatorias estadounidenses cerraron hoy tres bancos en Florida, Georgia e Illinois, con lo que ascendió a 68 la cifra de entidades bancarias declaradas en bancarrota en lo que va de año.

La Corporación Federal Aseguradora de Depósitos (FDIC, por su sigla en inglés) intervino este viernes Lydian Private Bank, con sede en Palm Beach, Florida, que tenía 1.700 millones de dólares en activos y 1.240 millones de dólares en depósitos, informó en un comunicado.

También cerraron otras dos instituciones más pequeñas: First Southern National Bank en Statesboro (Georgia), con 164,6 millones de dólares en activos y 159,7 millones de dólares en depósitos, y el First Choice Bank, en Geneva, (Illinois), que poseía 141 millones en activos y 137,2 millones en depósitos.

Según el canal MSNBC, en 2008, año en el que la crisis financiera golpeó de plano a Estados Unidos, se declararon en quiebra 25 bancos frente a los tres del año anterior.

El ritmo de cierres ha disminuido en 2011, año en que la economía ha mejorado lentamente, según señala la cadena, toda vez que el pasado año en este mismo periodo de tiempo habían cerrado 118 bancos.

Desde 2008 hasta 2010 las quiebras bancarias han tenido un costo de 76.800 millones de dólares a la FDIC.