Al menos 12 de las 15 personas que viajaban a bordo de un avión Boeing 737 murieron hoy al estrellarse la aeronave en la bahía Resolute, en el territorio Nunavut del Ártico canadiense, informaron las autoridades.

Un comunicado de la Real Policía Montada de Canadá indicó que el avión, en el vuelo 6560, contratado con la empresa First Air, iba desde Yellowknife a Resolute, unos 3.800 kilómetros al norte de Ottawa.

Por su parte la Corporación de Difusión Canadience (CBC) en un despacho desde la capital de Nunavut, Iqaluit, señaló que "podría haber algunos sobrevivientes".

El Centro de Coordinación de Socorro en Trenton indicó que ya llegaron al lugar helicópteros y personal médico.

Cientos de soldados y oficiales de Canadá se encuentran en el área para un ejercicio, precisamente, de socorro en emergencias denominado "Operación Nanook".

El Centro de Coordinación de Socorro indicó que el incidente no tiene relación con el ejercicio militar.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, tiene programado un viaje a la Bahía Resolute el lunes para su visita anual al Ártico, mientras que el gobernador general, David Johnston, se encuentra ahora en el sitio durante una gira por el norte de su territorio.