Un autobús de pasajeros se despeñó el sábado tras salirse de una carretera en una zona montañosa en el sur de Afganistán y causó la muerte de 35 personas, dijeron funcionarios afganos.

El atestado autobús viajaba por la provincia de Kandahar con destino a Kabul, la capital del país, antes de perder el control y dar varias vueltas, dijo Zalmai Ayubi, vocero de la provincia. Agregó que 27 personas resultaron heridas.

Tales accidentes son comunes en Afganistán, cuyas carreteras y vehículos suelen estar en mal estado.

También el sábado, una serie de ataques insurgentes en diferentes partes del país mató a cinco personas.

En Nangahar, provincia en el este del país, la detonación de un explosivo en un carrito arrastrado por una persona causó la muerte de un agente de inteligencia afgano e hirió a cuatro personas, dijo el vocero provincial Ahmad Zia Abdulzai.

En la provincia de Ghazni, un explosivo al lado de una carretera detonó y mató a dos civiles e hirió a otros dos, dijo Mohammad Hussian, jefe de la policía provincial.

Mientras que otro explosivo en un carrito arrastrado por una persona en el oeste de Afganistán, en la provincia de Herat, mató a dos soldados afganos e hirió a tres más, dijo Najibullah Majibi, vocero de la Armada Nacional de Afganistán.

También el sábado, el Ministerio del Interior de Afganistán dio nuevos detalles sobre el ataque del viernes en un complejo de edificios del Consejo Británico en Kabul que mató a ocho personas.

El Ministerio indicó que la detonación de dos coches bomba, un sedán cargado con explosivos y una camioneta tipo pickup, inició el atentado y causó un orificio en el muro del complejo.

Eso abrió camino al menos a cuatro combatientes que traían consigo chalecos con explosivos, un lanzagranadas y rifles automáticos, dijo el Ministerio.

La policía mató a dos de los agresores pero otros dos detonaron las cargas de explosivos.

Ocho personas murieron por el ataque, entre ellas cuatro policías, dos guardias de seguridad afganos y dos guardias extranjeros. El Ministerio informó que 22 personas resultaron heridas, incluyendo a un nepalés.