El bateador emergente Tyler Colvin pegó un sencillo productor en la décima entrada contra el relevista dominicano Octavio Dotel y los Cachorros de Chicago vencieron 5-4 a los Cardenales de San Luis.

El receptor puertorriqueño Geovany Soto inició la entrada definitiva con un sencillo ante Dotel (0-2), llegó a segunda base por un toque de sacrificio del guardabosques Marlon Byrd y anotó cuando Colvin conectó un imparable al jardín central.

La victoria de los Cachorros (55-70) se dio varias horas después que los Cachorros hubiesen anunciado el despido de Jim Hendry como gerente general del equipo.

Soto también había conectado un doble productor que empató el partido en la octava entrada para convertirse en el jugador clave del ataque de los Cachorros, que son quintos en la División Central de la Liga Nacional.

El segunda base Darwin Barney pegó un cuadrangular y un triple, mientras que el campocorto dominicano Starlin Castro aportó dos imparables para los Cachorros.

Junto a Soto, que se fue de 4-2 con anotada e impulsada, y de Castro, de 5-2, con una anotada, el bateo latinoamericano de los Cachorros también tuvo el apoyo del dominicano Carlos Peña, que se fue de 1-0 para pisar una vez la goma.

El relevista Sean Marshall (6-5) lanzó la décima entrada a la perfección para llevarse la victoria.

Los Cachorros vencieron a los Cardenales tercera vez en diez enfrentamientos que han tenido en lo que va de temporada, y fue celebrada con gran entusiasmo por los 42.343 aficionados que llegaron para presenciar el partido en el Wrigley Field, la mayor asistencia que se registra desde el partido inaugural de 1978.

El boricua Yadier Molina conectó un cuadrangular de dos carreras para los Cardenales y David Freese aportó uno solitario, pero no pudieron evitar la derrota que los deja de manera provisional a siete juegos de los Cerveceros de Milwaukee, líderes de la División Central.

Los Cerveceros (73-52) jugarán esta noche el primer partido de una serie de tres ante los Mets de Nueva York, en el Citi Field, de la ciudad de los rascacielos.

El abridor mexicano Jaime García, que se fue sin decisión, tuvo de 3-1 para impulsar carrera en sus turnos al bate.

Garcia dejó el montículo con la ventaja parcial de 4-3 para los Cardenales después de haber lanzado seis entradas y un tercio y espaciar nueve imparables.