Venezuela sigue sin cooperar "completamente" en la lucha antiterrorista, ha fortalecido su relación con Irán y no ha tomado acciones contra funcionarios del Gobierno y militares vinculados con las guerrillas colombianas, afirmó hoy el Departamento de Estado de EE.UU..

El Departamento de Estado divulgó este jueves su informe anual sobre el terrorismo en el mundo, en el que recalca que, "por quinto año consecutivo", Venezuela "no coopera lo suficiente con los esfuerzos antiterroristas" de Estados Unidos.

Aunque no aparece en la lista negra de los países que patrocinan el terrorismo, que para el Departamento de Estado son Cuba, Irán, Sudán y Siria, Venezuela sigue estando en la mira.

A Estados Unidos le preocupa que el Gobierno que preside Hugo Chávez haya continuado "fortaleciendo" su relación con Irán y recuerda que en octubre de 2010, durante una visita a Teherán, el mandatario venezolano condenó las sanciones internacionales impuestas al programa nuclear iraní.

Además, el informe subraya que se mantiene la preocupación por "actividades de recaudación de fondos" en Venezuela para el grupo libanés Hizbulá.

Por otro lado, el Departamento de Estado critica que el Ejecutivo de Chávez no haya tomado acciones contra funcionarios del Gobierno y militares vinculados con las guerrillas colombianas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Como ejemplo, el documento señala que el general Hugo Armando Carvajal Barrios, sancionado por el Departamento del Tesoro de EE.UU. en 2008 por su supuesto apoyo a las actividades de narcotráfico de las FARC, sigue siendo director de inteligencia militar en Venezuela.

Sin embargo, EE.UU. destaca que, tras el restablecimiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela en agosto de 2010, se crearon grupos de trabajo bilaterales, uno de ellos sobre seguridad, y se han celebrado varias reuniones ministeriales al respecto.

Venezuela rompió las relaciones con su vecino en julio de 2010 a raíz de las denuncias de Colombia sobre que ese país daba cobijo en su territorio a guerrilleros y terroristas, algo que Chávez siempre ha negado.

Según el Departamento de Estado, Chávez "rechaza las acusaciones de que él o su Gobierno apoyan el terrorismo y, en cambio, acusa a Estados Unidos de patrocinarlo".