Kim Clijsters no podrá buscar su tercer título consecutivo del Abierto de Estados Unidos tras darse de baja del último major de la temporada debido a una lesión abdominal.

La belga, que no disputó Wimbledon por una lesión en un tobillo, se retiró este mes de un torneo en Toronto por una distensión en el costado izquierdo. Clijsters dijo el viernes en un comunicado que "dos semanas de rehabilitación no es tiempo suficiente para sanar de esta lesión".

"Obviamente estoy muy desilusionada", expresó. "Me entrené muy duro este verano y me sentía en buen estado para jugar el US Open".

La tercera del ranking mundial dijo que tampoco disputará torneos en Japón y China en septiembre.

Su ausencia deja a Serena y Venus Williams, además de Maria Sharapova, como las favoritas en la rama femenina para el Abierto de Estados Unidos, que comienza el 29 de agosto.

Clijsters ganó en Flushing Meadows en 2009 y 2010, además de 2005. Este año también ganó el Abierto de Australia.