El argentino Sebastián Grazzini anotó a los 59 minutos, pero Josh Wolff entró desde el banquillo y marcó a los 73 para que el D.C. United empatara el jueves 1-1 contra el Fire de Chicago.

Grazzini abrió la cuenta tras recibir un servicio de Patrick Nyarko, para vencer al guardameta Steve Cronin con un tiro rasante.

Wolff, quien jugó sus primeras cinco temporadas de la MLS con el Fire, hizo un disparo potente para fusilar al arquero Sean Johnson.

El United llegó a 31 puntos, para alcanzar a Nueva York en el quinto lugar de la Conferencia del Este. Chicago es último con 21 unidades.

Cronin ocupó el lugar de Bill Hamid, quien sufrió un tirón en el muslo derecho, al final del primer tiempo.