El relevista dominicano de los Tigres de Detroit Al Alburquerque seguirá sin jugar al menos diez días más debido a los efectos de la conmoción cerebral que sufrió la semana pasada.

Alburquerque, que recibió una línea en la cabeza en la práctica de bateo del 12 de agosto, estaba habilitado a salir el viernes de la lista de incapacitados de siete días por conmoción cerebral. Pero el equipo decidió no llevarlo al viaje de siete partidos en Tampa Bay y Minnesota que comienza el lunes.

"Al fue examinado hoy y se decidió que aún tenía leves síntomas al realizar actividades, así que va a seguir sin hacerlas", dijo el preparador físico Kevin Rand.

Rand agregó que no había plazos para la recuperación del lanzador. "Hemos probado muchas cosas que parecen estar funcionando", dijo.

El derecho novato tiene foja de 5-1 con un promedio de carreras limpias permitidas de 2.19 en 34 salidas de relevo. Lleva 57 ponches en 37 entradas.