Dos senadores de Estados Unidos enviaron sendas cartas a los Gobiernos de Colombia, Panamá y Costa Rica para pedir que esos países se opongan en la ONU al reconocimiento de un Estado palestino.

La oficina del senador demócrata Robert Menéndez, de Nueva Jersey, divulgó hoy la carta que ese legislador envió, junto con el senador republicano Marco Rubio, de Florida, a la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, misiva similar a las que le fueron enviadas a los mandatarios de Colombia y Panamá.

Los senadores sostienen que "el logro de la paz en el Oriente Medio... es un asunto de gran interés para Estados Unidos y para muchos de nuestros votantes".

Menéndez preside el subcomité de las Américas en el Senado y Rubio es el republicano de mayor rango en el subcomité. Ambos son cubano estadounidenses.

"Aunque este logro ha resultado huidizo confiamos en que puede lograrse una paz duradera entre israelíes y palestinos y las negociaciones directas entre las partes ofrecen la mejor esperanza de alcanzarla", añadió la carta.

El Senado de Estados Unidos aprobó recientemente una resolución unánime por consenso -es decir sin carácter vinculante- según la cual si la Autoridad Nacional Palestina trata de eludir las negociaciones directas "habrá consecuencias para la continuación de la ayuda estadounidense".

"Por lo tanto, un reconocimiento unilateral de un Estado Palestino en la ONU no beneficia al pueblo palestino ni conduce al objetivo último de dos estados democráticos que convivan en paz y seguridad", según los dos senadores.

Menéndez y Rubio elogiaron "el firme compromiso de Costa Rica con una solución pacífica al conflicto" e instaron a la presidenta Chinchilla a que se oponga a "cualquier resolución que pueda presentarse ante la Asamblea General de la ONU que imponga un reconocimiento unilateral de un Estado Palestino en las Naciones Unidas".

Costa Rica ya reconoció el Estado palestino en 2008. En los últimos meses lo han hecho Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Uruguay, mientras que Cuba, Nicaragua y Venezuela ya lo habían hecho anteriormente.