Cientos de turistas nacionales y extranjeros seguían varados el viernes en aeropuertos de Perú luego de que el gobierno suspendió el jueves los vuelos de la segunda aerolínea del país por no cumplir las normas de seguridad.

Peruvian Airlines transporta desde 2009 alrededor de 3.000 pasajeros al día entre la capital y cinco capitales regionales, pero dos fallas en sus aviones reportadas este año 2011 provocaron la suspensión de su licencia por 90 días.

En el aeropuerto sureño de Cusco, principal destino turístico nacional, unas 400 personas no podían retornar a Lima en los seis vuelos cancelados para el viernes, informó a la AP Kamimura Dalens, recepcionista de vuelos del aeropuerto.

La AP llamó por teléfono a las oficinas de todo el país de Peruvian Airlines para obtener comentarios, pero no tuvo respuesta de inmediato.

La televisora Frecuencia Latina mostró la incomodidad de los pasajeros varados en el área de vuelos locales del aeropuerto internacional Jorge Chávez en Lima. Hechos similares ocurrieron en las regiones Arequipa, Iquitos, Tacna y Piura.

El presidente del gremio turístico local, Canatur, Carlos Canales, dijo al diario El Comercio que la suspensión de la aerolínea afectará a cerca de 20.000 pasajeros porque se produce en la temporada de mayor llegada de turistas.

Según la Dirección General de Aeronáutica Civil de Perú, la aerolínea suspendida abarcó 16,21% de los vuelos domésticos durante el primer semestre del año.