Una pericia determinó que las dos turistas francesas asesinadas en la provincia argentina de Salta el mes pasado recibieron disparos de una carabina presuntamente perteneciente a uno de los detenidos, informaron hoy fuentes judiciales.

Según un informe de la División Criminalística de la Policía de Salta, Cassandre Bouvier y Houria Moumni fueron acribilladas con un arma semiautomática, cuya propiedad se le adjudica a Gustavo Lasi, el principal sospechoso del asesinato de las francesas.

El dato surgió a partir de un plomo hallado cerca de la escena del doble crimen, y encontrado en un sendero de la Quebrada de San Lorenzo, una reserva natural de la periferia de ciudad norteña de Salta, capital de la provincia homónima.

Un informe pericial divulgado esta semana indicó que Cassandre Bouvier, de 29 años, fue violada por al menos tres personas antes de ser acribillada, mientras que el cuerpo de Moumni, de 24 años, también exhibía signos de violencia sexual.

El informe de la Universidad de Buenos Aires, la mayor de Argentina, también indicó que las muestras halladas en el cuerpo de Moumni corresponden a Gustavo Lasi.

Lasi se negó este martes a declarar luego de enterarse de que sus muestras genéticas coinciden con las encontradas en el cuerpo de Moumni.

En tanto, Enrique Lasi, tío de Gustavo Lasi, y Eduardo Sandoval, quienes declararon como testigos en la causa, serán indagados el próximo miércoles ante el juez del caso, Martín Pérez, quien les acusa por presunto encubrimiento.

La Justicia espera dos informes sobre los rastros de pelos que hallaron en una de las manos de Bouvier y las muestras obtenidas en sus uñas, en las que aparentemente se detectaron huellas de piel de al menos uno de sus atacantes.

Un peritaje confirmó que las dos turistas fueron asesinadas entre 13 y 14 días antes del hallazgo de sus cadáveres, el pasado 29 de julio.

Por el doble crimen, además de Lasi, están detenidos su novia, María Fernanda Cañizares, hija de un expolicía salteño, y el hermano de ésta, Federico Cañizares, un aspirante a policía.

También fueron apresados Walter Lasi, padre de Gustavo; Santos Vera, empleado de seguridad, y Omar Ramos, un guía del paseo turístico en el que fueron encontrados los cadáveres de las jóvenes francesas.

Los restantes detenidos son Daniel Vilte, de 24 años, a quien se acusa de tener relación con una de las dos armas utilizadas para el asesinato, y Raúl Sarmiento, un jornalero que tiempo atrás cumplió una condena en Salta por abuso sexual.

María Fernanda Cañizares, quien se declaró inocente ante el juez, tenía en su poder un teléfono móvil y una cámara fotográfica pertenecientes a las francesas y afirmó que su novio le regaló esos aparatos.