El Gobierno de Paraguay expresó hoy su "más profunda preocupación" por la escalada de violencia registrada en Oriente Medio y pidió "contención" al Gobierno israelí.

"El Gobierno de Paraguay expresa su más profunda preocupación por la escalada de violencia que se ha suscitado en Oriente Medio luego de los ataques del día de ayer a dos autobuses en territorio israelí", expresó la Cancillería en un comunicado.

Un palestino murió y al menos otros veinte resultaron heridos hoy en la franja de Gaza en los bombardeos de Israel en represalia por el atentado de ayer en Eilat, en el que ocho israelíes murieron y más de treinta resultaron heridos.

En ese sentido, Paraguay señaló que "condena la respuesta violenta que causó varios muertos y heridos en Gaza, Estado de Palestina, y exhorta a las autoridades israelíes a la contención para evitar nuevos actos de violencia que disminuyan aún más las posibilidades de paz" en esa región.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, "reitera la condena a toda forma de violencia, sea cual fuere el origen o la razón que la propicia", remarcó la cancillería.

El comunicado oficial fue emitido un día después de que Lugo recibiera en audiencia al ministro israelí sin cartera Yosi Peled, quien expresó al mandatario paraguayo el rechazo de su país a la iniciativa de varios países latinoamericanos de apoyar el ingreso de Palestina a la ONU.

En la reunión anual de las Naciones Unidas en septiembre próximo se prevé que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, demande el ingreso de Palestina como Estado miembro de este organismo.

En un comunicado emitido el 28 de enero pasado por la cancillería, Paraguay ratificó que reconoce a Palestina como un Estado "libre e independiente, con las fronteras del 4 de junio de 1967", las anteriores a la guerra de los Seis Días.

La ola de violencia en Oriente Medio, que se ha cobrado hasta ahora la vida de al menos 29 personas entre israelíes, palestinos y egipcios, entró hoy en su segunda jornada con un ímpetu desconocido en los últimos meses.