Los ministros chilenos de Hacienda, Felipe Larraín, y del Trabajo, Evelyn Matthei, discreparon hoy respecto de las actuales perturbaciones de los mercados y el riesgo de una recesión internacional, "poco probable" según el primero y "muy probable" para la segunda, que pidió resguardos.

Felipe Larraín aseguró que, pese a la incertidumbre que se vive en los mercados por la desaceleración que se advierte en las economías desarrolladas y la compleja situación en Europa, el riesgo de una recesión mundial "es bajo".

"El escenario más probable no es el de una recesión mundial como se vivió en 2009", puntualizó el responsable de las finanzas públicas chilenas al participar en un seminario de inversiones en Santiago.

Puntualizó, no obstante, que se prevé una desaceleración en la actividad económica en Estados Unidos, Europa y Japón.

"El escenario más razonable es un crecimiento débil de las economías desarrolladas", dijo Larraín, a cuyo juicio la reacción en Europa "ha sido tardía, menos consistente de lo que podría haber sido".

El problema podría haber sido contenido mucho mejor "con una reacción más decidida de los líderes de los Gobiernos", mientras en relación con EE.UU. dijo que "el riesgo de recesión es bajo, aunque cree "que la situación real es más compleja".

En ese contexto, reiteró que los chilenos pueden estar tranquilos, pues la economía, aunque se desacelerará en el segundo semestre, tras crecer un 8,4 % en el primero, debiera cerrar el año con una expansión del 6,6 %.

Ese crecimiento se sustenta en una fuerte expansión del consumo privado, la inversión y las exportaciones, explicó.

El optimismo de Felipe Larraín contrastó con la preocupación expresada por la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, frente a la la situación y la posibilidad de una recesión.

"Estoy realmente preocupada por las noticias que están sucediendo en Europa y en Estados Unidos", dijo a los periodistas, en La Moneda, la ministra Matthei, economista de profesión.

"Las economías allá se están deteriorando en forma muy rápida y creo que es hora de plantear en el Gobierno empezar a hablar con empleadores y trabajadores, para ver cómo nos preparamos para épocas difíciles desde el punto de vista de la defensa del empleo", añadió

"En este minuto la recesión internacional es muchísimo más probable de lo que era hace una semana", subrayó y recordó que recién anoche "se rebajaron a la mitad las posibilidades de crecimiento de EE.UU.".

Sobre esa base, Matthei anunció que planteará al presidente Sebastián Piñera analizar cómo se puede resguardar el empleo, "porque al parecer se vienen olas grandes", en materia económica.