Dueños de gasolineras suspendieron el servicio por tres horas en 23 estaciones del puerto turístico de Acapulco para exigir más presencia policiaca y así evitar asesinatos, secuestros y extorsiones en los negocios.

El presidente de la Asociación de Gasolineros de Acapulco Mariano Gutiérrez Otero dijo que demandan al presidente mexicano Felipe Calderón intervenir "ante la ola de violencia que se registra en Acapulco".

Advirtió que si no se obtiene una respuesta las 23 estaciones de gasolina, con alrededor de 2.000 empleados, podrían continuar con la paralización de labores.

Acapulco sufre un repunte de la violencia relacionada con las drogas desde que el capo Arturo Beltrán Leyva fue muerto en diciembre del 2009, lo que provocó que facciones de su cártel comenzaran a disputarse el control del grupo.

Más de 35.000 personas han sido muertas por la violencia de las drogas en México desde que el presidente Felipe Calderón emprendió una ofensiva contra los carteles del narcotráfico cuando tomó el poder en diciembre del 2006.

En su lucha contra el narcotráfico, el gobierno de México fincó cargos el viernes al presunto fundador de una banda de sicarios que mataba a personas en la capital del país y sus alrededores.

La Procuraduría General de la República informó en un comunicado que Oscar Osvaldo García Montoya, detenido por policías locales la semana pasada, enfrentará cargos de crimen organizado. La procuraduría vincula a García con el cartel de drogas de los Beltrán Leyva.

García, un ex-infante de marina, supuestamente fundó la banda "La Mano con Ojos" y es conocido como "El Compayito".

Autoridades del estado de México atribuyeron a García más de 300 ejecuciones y dijeron que adicionalmente había ordenado matar a 300 personas más. Informaron que García recibió entrenamiento de la fuerza elite del ejército de Guatemala conocida como "Kaibiles".

Varios videos de interrogaciones policiacas de García fueron transmitidos esta semana donde se escucha a un oficial agradeciendo al presunto criminal por que "nos hiciste mejores cada vez que hacías algo", provocando que García les pregunte si merece una recompensa y desatando una risa entre los policías. En otro video García expresa al procurador del estado de México, Alfredo Castillo, "te hubiera matado, te hubiera encontrado y hecho pedazos".