Dos gorilas hembras llegaron el viernes a un zoológico en el sureste de Brasil donde harán compañía a un macho y lo ayudarán a que ponga fin a más de dos décadas de soltería.

Angela Lutterbach, portavoz del zoológico en la ciudad de Belo Horizonte, dijo que Kifta e Imbi, ambas de 11 años, llegaron procedentes de los parques de animales salvajes Port Lympne y Howletts en Kent, Inglaterra.

Al término de una cuarentena de 30 a 40 días, las dos gorilas serán puestas juntas con Idi, que tiene 37 años y es "el único gorila en cautiverio en Sudamérica", agregó.

Por muchos años, el gorila macho se llamó Idi Amin, igual que el extinto dictador ugandés, afirmó la portavoz, que dijo desconocer quién le puso ese nombre.

"Sin embargo, hace algunos meses decidimos abreviarle el nombre a sólo Idi", aseguró. "Fue un asunto de buen gusto".

Los tres animales pertenecen a la subespecie del gorila occidental de planicie y forman parte de un plan más amplio para crear un centro de cría de estos primates en Brasil a fin de garantizar su supervivencia, apuntó.

Idi llegó en 1975 a Brasil procedente del zoológico Saint-Jean-Cap Ferrat de Francia acompañado de su compañera Dada, quien murió tres años después de infección generalizada. En 1984, Cleopatra, sustituta de Dada, llegó al zoológico de Belo Horizonte pero falleció a las dos semanas.

Idi carece desde entonces de una hembra.