El ministro de Educación de Chile, Felipe Bulnes, fue rotundo hoy al afirmar que no puede haber educación superior gratuita para todos los chilenos, una de las principales exigencias de los estudiantes que iniciaron movilizaciones a mediados de mayo pasado.

"Quiero plantearlo con responsabilidad: No podemos darle educación superior gratuita a todos los chilenos, porque además, es una política que no es correcta", sostuvo Bulnes tras una reunión en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, con los alcaldes de la Alianza derechista.

"Los sectores más acomodados no tienen porque no pagar el acceso a la educación superior", añadió el titular de Educación, quién enfatizó: "tenemos que dar el mayor apoyo a los sectores más vulnerables".

Los estudiantes solicitan que se garantice una superior gratuita para el 70 % de la población vulnerable, mientras que el Ejecutivo ha ofrecido recursos para el 60 %, pero con un sistema combinado de becas y créditos, que el estudiantado no acepta.

Bulnes también anunció el pasado miércoles, la presentación de un proyecto en el Congreso con el fin de rebajar la tasa de interés de los préstamos que solicitan los jóvenes para financiar sus carreras con el aval del Estado, desde el 5,6 % a un 2 %, tema que tampoco aceptaron los jóvenes.

En tanto, estable dentro de su gravedad permanece la estudiante Gloria Negrete, internada desde hace tres días, después de dejar ingerir líquidos tras una huelga de hambre de más de 30 días junto a otros jóvenes, en el marco de las protestas estudiantiles por una mejor educación.

El vocero de los estudiantes en huelga de hambre, Matías Villegas, dijo a la página digital La Nación, que la alumna "sigue hospitalizada" y que su estado de salud es "muy dinámico" con estrecha vigilancia.

Y, mientras la Corte capitalina de San Miguel decidió ordenar "si es necesario" que los alumnos en huelga sean alimentados por la fuerza, un centenar de jóvenes llegó ante la alcaldía de Santiago, donde gritaron en contra del alcalde Pablo Zalaquet,

Zalaquet dijo esta semana que considera la posibilidad de que saquen a la calle a las Fuerzas Armadas el próximo 11 de septiembre, fecha del golpe militar que dio inicio a la dictadura de Augusto Pinochet, si las movilizaciones estudiantiles siguen creciendo.

En la redes sociales, los jóvenes también anunciaron un concurso en el que buscarán al mejor imitador del alcalde, quien ganará una entrada doble para ver la película chilena "Violeta se fue a los cielos", recientemente entrenada.