La economía funciona con base en las expectativas de las personas, las empresas, el gobierno y demás. Y todos parece que estamos pensando lo mismo: que aún sin haber superado la recesión de 2008, ya se nos viene otra encima.

Las bolsas de valores, que son los principales centros donde confluyen las percepciones económicas, lo están gritando a los cuatro vientos con las fuertes caídas de los precios de las acciones de los últimos días.

Los inversionistas están vendiendo sus inversiones en acciones y se están pasando en forma masiva a opciones de menor riesgo como los bonos del Tesoro y los metales preciosos como el oro. Es una fuga masiva hacia buscar mayor protección.

Los mercados de capitales, en especial las bolsas de valores, son como la voz de las economías. Y lo único que nos están diciendo es que vienen tiempos más duros para la economía y nuestros bolsillos.

Las bolsas de valores tienen un enorme poder de anticiparse. Normalmente, las crisis económicas y las buenas épocas económicas se sienten primero en los precios de las acciones porque los inversionistas suelen anticiparse a los cambios económicos. Así que para saber lo que va a ocurrir con la economía lo mejor es ver con atención lo que esté ocurriendo de los mercados bursátiles del mundo.

¿Qué hacer?

Desafortunadamente no es mucho lo que podemos hacer los ciudadanos más allá de hacer todo lo posible por conservar o mejorar nuestras fuentes de ingresos y ser todavía más conservadores con los planes de gasto que tengamos. Lo mejor que podemos hacer si es posible es ahorrar, ahorrar y ahorrar.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino