Un simulacro de terremoto y tsunami movilizó el viernes a unas 240.000 personas de la región de Antofagasta, en el norte de Chile, en el mayor ejercicio preventivo que hayan realizado las autoridades chilenas.

El simulacro se inició al mediodía y se prolongó por más de una hora movilizando a diversas organizaciones voluntarias y la policía. El ejercicio forma parte del programa "Chile preparado" emprendido por el gobierno para prevenir tragedias en todas las regiones del país tras el devastador terremoto y tsunami de febrero del año pasado.

"El ejercicio globalmente cumplió plenamente con sus objetivos de evacuar en los tiempos necesarios las zonas de inundación", contó telefónicamente a la AP desde Antofagasta el gobernador regional, Alvaro Fernández.

El jefe del gobierno regional señaló que en el lapso de 10 minutos de producido el eventual terremoto se evacuó a gran parte de la población amenazada por un posible tsunami y a los 30 minutos estaba completamente terminado el ejercicio preventivo y la población en sectores seguros previamente señalizados.

En la capital regional de Antofagasta, una ciudad de 380.000 habitantes, el simulacro abarcó a unas 107.000 personas. En el interior otras 130.000 personas participaron también del ejercicio.

Sirenas instaladas en la zona costera de esa ciudad y otras localidades costeras de la región alertaron a la población susceptible de ser evacuada. En el interior de la región también se efectuaron simulacros en los cuales la población debió tomar medidas de protección y en casos de construcciones de barro escapar hacia lugares más seguros.

El ejercicio fue observado por expertos de la agencia de seguridad japonesa, los que según contó el gobernador regional aprobaron el simulacro, pero recomendaron que en algunos casos en que sea más difícil escapar hacia lugares seguros más distantes la población se puede ubicar también en edificios de altura.

Aunque los planes de evacuación preventiva existen desde hace años en este país de importante actividad sísmica, el programa "Chile preparado" pretende instruir a la población también en otro tipo de emergencias.