El gallego David Cal ha inaugurado hoy el medallero español en el Mundial de Piragüismo 2011 con la medalla de plata en C-1 1.000 metros, que asegura su clasificación para los Juegos Olímpicos 2012, a cuyas puertas se han quedado los K-4 masculino y femenino, protagonistas de las grandes decepciones españolas a la espera del resto de pruebas.

Esta misma tarde, España podría lograr una segunda medalla y clasificación para Londres 2012 con la presencia en la final de K-2 1.000 metros del asturiano Javier Hernanz y el palentino Diego Cosgaya.

Cal, el abanderado de la delegación nacional en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, cumplió hoy su objetivo de la temporada y del ciclo olímpico, al conseguir el pase para Londres, donde aspira a ampliar sus cuatro medallas olímpicas y convertirse en el deportista español más laureado de todos los tiempos.