El Banco Central de Bolivia (BCB) disminuirá las reservas internacionales en dólares y las cambiará a otras monedas o al oro para evitar pérdidas ante una inminente crisis financiera internacional, se anunció el viernes.

"Debemos disminuir el porcentaje de dólares de nuestras reservas e irnos a otras monedas también fuertes, más fuertes que el dólar y aumentar probablemente nuestro nivel de reservas en oro", dijo a periodistas el presidente del BCB, Marcelo Zabalaga.

"Estamos esperando las condiciones de mercado para ir a otras monedas y mejorar nuestras reservas en oro", dijo sin dar más detalles.

En agosto la reserva internacional del país pasó los 11.000 millones de dólares, una cifra récord en la historia. De ese total 5.800 millones fueron "invertidos en sectores estratégicos" de la economía como los hidrocarburos y el resto está colocado en títulos valores en el exterior, según un informe oficial.

En un comunicado divulgado a principios de julio el BCB dijo que "la mayor parte de las reservas se encuentran en países europeos, Japón, Canada y el 2% en Estados Unidos" y que "Bolivia no registró ninguna pérdida de capital, aún en el período de la profunda crisis financiera internacional de 2008".

La crisis de la deuda pública Estados Unidos y algunos países de Europa desató una alta volatilidad en los mercados de valores del mundo la semana pasada. Las bolsas de valores volvieron a desplomarse el viernes ante indicios de una posible recesión estadounidense. Los expertos estiman que el dólar se debilitará más.