Bank of America recortará este trimestre 3.500 empleos bajo un agresivo plan de reestructuración que podría terminar en el futuro con casi 10.000 puestos más, un 3,5 % de la plantilla de la compañía, informó hoy el diario The Wall Street Journal.

Los empleos afectados corresponden a todos los departamentos de Bank of America, el mayor banco de Estados Unidos por activos, y a algunos de los trabajadores ya se les informó la rescisión de su contrato.

Se espera que todo el expediente de regulación de empleo haya concluido para finales de septiembre, según fuentes anónimas citadas por el diario económico.

El rotativo neoyorquino asegura que el consejero delegado Bank of America, Brian Moynihan, busca recortar en hasta 1.500 millones de dólares los gastos de personal de la institución financiera.

"Sé que es duro gestionar estos recortes, pero de cara a nuestros clientes y accionistas tenemos que seguir siendo competitivos, eficientes y administrar con cuidado nuestros gastos", dijo Moynihan en un mensaje enviado el jueves a los altos ejecutivos del banco y que recoge el diario.

Bank of America se ha ido desprendiendo en las últimas semanas de activos como parte de su negocio de hipotecas, que vendió a la agencia paraestatal Fannie Mae, algunos bienes inmuebles que todavía posee de Merril Lynch y su negocio de tarjetas de crédito internacionales.

La entidad financiera intenta con estas ventas aumentar su capital para poder centrarse en los servicios para consumidores, prestamistas comerciales y banca de inversión.

Los despidos en Bank of America se unen a los recientemente anunciados por grandes bancos como HSBC (30.000), Barclays (3.000) y Bank of New York Mellon (1.500).

Minutos después de la apertura de la Bolsa de Nueva York, las acciones de la empresa perdían 22 centavos, un 3,14 %, hasta 6,79 dólares por título, mientras que, en lo que va de año la cotización bursátil de Bank of America se ha desplomado un 49,03 % y un 47,77 % en los últimos doce meses.