Grupos de jóvenes opositores al Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, acusaron hoy al titular del Consejo Supremo Electoral del país, Roberto Rivas, de organizar de forma "fraudulenta" los comicios generales del próximo noviembre y exigieron su renuncia al cargo.

Con megáfonos y pancartas, decenas de miembros de las organizaciones Red Juvenil por la Dignidad Nacional (Rejudin), Nicaragua 2.0 y Pedro Joaquín Chamorro se manifestaron en contra de Rivas a las puertas de la sede principal del organismo electoral, en Managua, sin que se registraran incidentes durante la actividad.

Alejandra Rodríguez, dirigente de Nicaragua 2.0, dijo a Efe que acusan a Rivas de supuestamente organizar de forma irregular los comicios para favorecer a Ortega, que busca una polémica reelección, y al exmandatario Arnoldo Alemán, candidato presidencial por los liberales opositores.

Rivas aceptó inscribir la candidatura de Ortega pese a que la Constitución prohíbe la reelección presidencial inmediata, avaló un "reglamento de acompañamiento" aunque la Ley Electoral solo reconoce la figura de "observación", argumentó la activista.

Por su parte, el coordinador de Rejudin, Byron Rivas, acusó al titular del Consejo Supremo Electoral de haberse enriquecido ilícitamente en el ejercicio del cargo.

Los jóvenes también demandaron a las autoridades electorales la entrega gratuita de la cédula de identidad necesaria para ejercer el voto el próximo 6 de noviembre, cuando unos 3,3 millones de nicaragüenses podrán elegir al presidente, vicepresidente, 90 diputados a la Asamblea Nacional y 20 al Parlamento Centroamericano.

Insistieron además en su pedido a las autoridades policiales y militares para que defiendan la Constitución y no obedezcan órdenes de Ortega cuando éstas supuestamente violen las leyes del país.

Los organizadores de la manifestación reafirmaron que seguirán con sus protestas en todo el país de cara a los comicios de noviembre.