El abridor Tim Stauffer se olvidó de la última salida que había tenido al montículo, considera como la peor de la temporada, y se reencontró con el lado ganador al trabajar siete entradas con eficacia que permitieron a los Padres de San Diego ganar por 3-1 a los Marlins de Florida.

Stauffer (8-9) permitió sólo una carrera, que iba a ser producto del jonrón solitario del receptor John Buck (15) en la parte alta del séptimo episodio, y cinco imparables.

El abridor derecho de los Padres abanicó a cinco bateadores dio una base por bolas y se olvidó de la actuación anterior en la que concedió cinco jonrones y nueve carreras en sólo tres entradas del partido que su equipo perdió por paliza de 13-1 ante los Rojos de Cincinnati.

El primera base venezolano Jesús Guzman, que se fue de 3-1, impulsó dos carreras para los Padres que ganaron a los Marlis por décima vez en 12 partidos.

El cerrador Heath Bell lanzó perfecto el noveno episodio para asegurar la victoria con el trigésimo tercer rescate de la temporada en 36 oportunidades.

La derrota fue para el abridor puertorriqueño Javier Vásquez (7-11) que cedió cinco imparables con tres carreras limpias permitidas en seis entradas.

Vázquez lanzo buena pelota y retiró a los últimos 14 bateadores que se enfrentó, pero no tuvo el apoyo del ataque de los Marlins, y dejó su marca en 0-2 con 2,77 de promedio de efectividad en las cuatro salidas que ha tenido en lo que va de agosto.

Los Marlins han perdido 12 de los últimos 14 partidos que han disputado para estar con marca de 57-67 y 24 juegos por detrás de los Filis de Filadelfia, que son los líderes en la División Este de la Liga Nacional.