Miembros de la Academia Mexicana de la Lengua y otros intelectuales presentaron hoy en México la nueva del libro "Ortografía de la Lengua Española", la primera obra que unifica las normas de escritura del español en todo el mundo.

"La escritura del español cuenta por fin y por primera vez en su historia con una ortografía normalizada y comúnmente aceptada por toda la comunidad hispanohablante y que se rige por unas mismas normas gráficas", dijo el director de la Academia Mexicana de la Lengua, Jaime Labastida.

Esta obra es una muestra de que el vínculo entre las distintas academias es cada vez mayor. "La ortografía nos unifica y hace que podamos leer sin problemas mayores un libro impreso en España y en México, en Colombia o Argentina", apuntó.

"Este libro debe ser un instrumento imprescindible de la enseñanza y de la práctica de editoriales y periódicos, así como de la vida cotidiana de nuestros países", aseguró.

Tras presentarse en Madrid en diciembre de 2010, a partir de hoy, el libro puede ser adquirido en las librerías mexicanas y, según la presidenta de Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar, también estará disponible en todas las bibliotecas públicas del país.

En opinión de la presidenta de la Comisión de Lexicología de la Academia Mexicana, Concepción Company, hay cuatro diferencias básicas con la anterior obra de este tipo, que data de 1999: mayor explicitud, sensibilidad dialectal, integración de lo histórico en lo actual y de las valoraciones sociales que respaldan una buena ortografía.

"Todas ellas en conjunto hacen de esta obra un libro que llena un vacío de información y que refleja un gran esfuerzo de descripción, de estandarización y de integración de los varios hábitos de pronunciación y gráficos que forman nuestra lengua española", explicó.

Así, según José Moreno de Alba, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, "no es un simple conjunto de reglas y excepciones ni siquiera un breve manual, sino un verdadero y extenso tratado en el que se ha logrado si no la exhaustividad, que es imposible en cualquier disciplina, sí una explicitud a la que no se había llegado en las anteriores versiones".

"El libro trata los asuntos ortográficos con una perspectiva totalmente diferente, la explica como una ciencia y hay una serie de conocimientos estructurados que proceden de razonamientos", explicó.

Algunas de las novedades aparecidas en la nueva ortografía son la desaparición de la "Ch" y la "Ll" del alfabeto -que queda compuesto de 27 letras- , la omisión de la tilde en la conjunción disyuntiva "o" entre números, o la necesidad de escribir el prefijo ex unido en palabras como "exnovio" o "exministro".