El primer ministro griego George Papandreou convocó el jueves a sus ministros para hablar sobre el programa de reforma económica del país que sufre de problemas financieros, previo a otra visita de inspección la semana próxima por parte representantes de los acreedores internacionales de Grecia.

Papandreou encabezará una reunión informal del gabinete el jueves en la noche.

Delegados del Fondo Monetario Internacional, del Banco Central Europeo y de la Comisión Europea arribarán a Atenas el lunes próximo para revisar las reformas y ver si recomiendan a Grecia recibir su siguiente tanda de préstamos internacionales.

Grecia ha estado atrapada en una severa crisis financiera desde finales de 2009 y ha dependido de los fondos de un rescate por 110.000 millones de euros (158.000 millones de dólares) que le otorgaron países de la Unión Europea y el FMI desde mayo. En julio, los líderes europeos acordaron un segundo rescate por 109.000 millones de euros (157 millones de dólares).