Jorge Jacobo abanicó a 12 bateadores, permitió apenas dos hits y el equipo de Mexicali inauguró el jueves la Serie Mundial de Pequeñas Ligas con un triunfo por 3-0 sobre Kaoshiung de Taiwán.

El derecho de 12 años lanzó una joya monticular y ponchó a los cinco últimos bateadores que encaró. Es la primera vez que un equipo de Taiwán es blanqueado en 55 partidos en la serie.

El equipo mexicano anotó dos carreras en la parte alta del primer inning, cuando Carlos Arellano bateó sencillo y avanzó a segunda con toque de sacrificio. Jacobo lo remolcó con doblete, y luego anotó con un sencillo remolcador de Alonso García.

Jacobo aportó a su propia causa al batear de 3-1, con dos anotadas.

Chia Hao Ko ponchó a cinco y permitió seis hits para cargar con el revés por Taiwán.