La ministra de Salud Pública de Paraguay Esperanza Martínez dijo el jueves que es vital erradicar al mosquito que transmite el dengue, que ha causado la muerte de 62 personas en lo que va del año.

Bettiana Martínez, epidemióloga de la oficina Vigilancia de la Salud, informó a la AP que desde enero hubo 38.044 casos confirmados de dengue de los cuales murieron 62 y continúan bajo estudio unos 11.000 individuos.

En 2007 se registraron 17 muertos, en los dos años siguientes no hubo fallecidos y en 2010 se produjeron 15 decesos.

"Si no hay mosquito, no hay dengue; por lo tanto, eliminando los criaderos estamos previniendo de una manera muy barata el riesgo de otra epidemia", explicó la ministra Martínez en un acto con representantes de organizaciones sociales de Asunción y otras ciudades del interior.

El programa "Debemos vencer al mosquito" aedes aegypty apunta a eliminar el agua estancada, lugar donde se reproduce el insecto volador.

"Un factor muy importante es el estilo de vida de la sociedad, las condiciones en las que desarrolla la calidad de vida de las personas, la limpieza de la vivienda, los sistemas de recolección de basura, la forma de almacenar el agua y la educación", apuntó la funcionaria.

Los síntomas del dengue clásico son fuertes dolores en las articulaciones, dolores de cabeza, vómitos y diarreas. El dengue hemorrágico, por su lado, sólo tiene la variante de producir sangrado en el interior del organismo y el riesgo de muerte es mayor.