El ex presidente paraguayo Nicanor Duarte no pudo jurar por tercera vez como senador el jueves al quedarse sin quórum la cámara de senadores, que continuará funcionando con 43 miembros en lugar de 45.

El ex mandatario pertenece al opositor Partido Colorado y en los comicios de abril de 2008 obtuvo la mayor cantidad de votos, superando los 500.000 sufragios.

No obstante, los senadores oficialistas no permitieron en dos ocasiones anteriores su incorporación por considerar que debía permanecer con el título honorífico de senador vitalicio sin voto ni salario establecido en la constitución para los ex presidentes.

El oficialismo anunció este año que este año que permitiría su juramento, pero el jueves no hubo el quórum necesario.

Jorge Oviedo, del opositor partido Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (Unace), levantó la sesión tras verificar que en la sala no había el número mínimo de 23 legisladores.

Rogelio Benítez del Partido Colorado, opinó que el Senado "debe finalmente aceptar la incorporación de Duarte porque la Justicia Electoral y la Corte Suprema de Justicia habilitaron su candidatura en 2008".

Tampoco pudo jurar Alberto Grillón del oficialista partido Democrático Popular quien, pese a que desde 2008 ocupaba una banca, recién este año fue habilitado por la Justicia Electoral para el cargo en reemplazo de Rafael Filizzola, quien había renunciado para trabajar como ministro del Interior.

Grillón argumentó en conferencia de prensa que "no necesito jurar porque yo venía desempeñándome en el cargo hasta que la Justicia Electoral hizo mi proclamación".

Luis María Ljubetic, director de la Justicia Electoral, aclaró que la constitución nacional establece que un ex presidente no puede ser reelegido para un segundo mandato y que es nombrado senador vitalicio, pero eso no le impide competir por la senaduría activa.

La próxima sesión está anunciada para el 25 de agosto.