El ministerio de Justicia de Perú designó hoy a José Luis Pérez Guadalupe como nuevo presidente del Consejo Nacional Penitenciario, tras los incidentes registrados los últimos días con Antauro Humala, hermano preso del jefe de Estado, Ollanta Humala, y con el exempresario de televisión José Crousillat.

Una resolución suprema publicada en la gaceta oficial del diario El Peruano confirmó la designación de Pérez Guadalupe y también la aceptación de la renuncia de su antecesor, Wilson Hernández Silva.

La renuncia de Hernández a la presidencia del Consejo, de la cual depende el Instituto Nacional Penitenciario, se produjo después del reciente despido de los directores de los penales de Piedras Gordas y de la prisión para Reos Primarios.

En el penal de Piedras Gordas está recluido Antauro Humala a raíz de su condena a 25 años de prisión por la muerte de cuatro policías y dos civiles en un levantamiento realizado en 2005.

El hermano del presidente de Perú fue aislado esta semana en el penal luego de que en las últimas semanas varios medios de comunicación publicaran y emitieran entrevistas con él, lo que provocó a su vez el despido del director de esa cárcel de máxima seguridad.

Antauro Humala aseguró a los medios que su excarcelación es "cuestión de días o semanas" porque se considera un "precursor" del actual Gobierno y agregó que si su hermano Ollanta se niega a liberarlo estaría actuando como un "arlequín".

La probable reducción de la condena de Antauro Humala, pedida por su defensa que ha argumentado que no le corresponde el delito de homicidio sino sedición, está en revisión de una sala de la Corte Suprema y será decidida en las próximas semanas.

Otro caso que sacudió al sistema penitenciario en estos días fue la situación del exempresario de televisión José Francisco Crousillat, condenado por corrupción, que fue captado por un canal de televisión entrando y saliendo de la cárcel para reos primarios sin mayores medidas de seguridad.

Crousillat fue condenado a 8 años de prisión por haber recibido dinero del exasesor presidencial Vladimiro Montesinos para promover la reelección en el 2000 del expresidente Alberto Fujimori en el canal América Televisión, del cual era uno de los accionistas.