Las autoridades sanitarias suspendieron las operaciones de un matadero del centro de México al detectar altos niveles de clembuterol en las reses destinadas a alimentación humana.

La Secretaría de Salud dijo que el 66,7% de las muestras de orina y sangre tomadas del ganado bovino en el rastro municipal de Cuernavaca, a 70 kilómetros de la ciudad de México, resultaron positivas a clembuterol.

"Se suspendieron las actividades del rastro por no garantizar la inocuidad de la carne que llega al consumidor", dijo Comisión Federal par ala Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en un comunicado.

La ley federal prohibe el empleo del clembuterol, un anabolizante que engorda animales pero que deja rastros en la carne que al ser consumida por personas puede causar intoxicación.

Algunos síntomas producidos en personas que consumen indirectamente el fármaco son dolor de cabeza, náuseas, nerviosismo, vómitos e incremento de tensión arterial.

El alto contenido de clembuterol "no se había detectado en ningún rastro municipal del país", dijo la Comisión.

Las autoridades decomisaron 10 toneladas de carne contaminada con clembuterol.

La secretaría indicó que 48 reses de 12 productores fueron sometidas a exámenes y encontraron que 32 de los especímenes estaban contaminados con el químico.

La Cofrepris no reportó si habría sanciones para los productores.

La comisión aclaró que la matanza de cerdos continúa en el rastro de Cuernavaca.

El viernes la Cofepris cerró otro matadero por las mismas razones en Silao en el estado central de Guanajuato.