La prima de riesgo española, el interés extra que exigen los inversores por comprar bonos nacionales a diez años en vez de alemanes, mejoró hoy ligeramente poco antes de abrir la Bolsa y quedó en 271 puntos básicos, uno menos que ayer.

El riesgo país de España se anotó ayer cuatro puntos básicos después de la tibia acogida que tuvieron en los mercados las medidas propuestas la víspera por el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Ángela Merkel.

En España, la rentabilidad del bono a diez años se reducía al 4,912 % en los inicios de la jornada, frente al 4,927 % de ayer, mientras que la que ofrece el bono alemán permanecía casi igual, ya que amanecía en el 2,200 % frente al 2,201 % precedente.

Por contra, el resto de los países de la zona del euro que concentran la atención de los inversores empeoraban sus diferenciales con Alemania a esta hora, ya que Grecia situaba su prima de riesgo en los 1.375 puntos básicos (1.314 ayer); Portugal, en los 825 (797) e Irlanda, en los 761 (736).

Por su parte, Italia avanzó dos puntos básicos respecto al último cierre y se situó en 271 puntos básicos. EFE