La actriz Jessica Alba ejerce de madre trabajadora dentro y fuera de la pantalla, después de dar a luz la pasada semana y protagonizar "Spy Kids 4D", en la que interpreta a una espía que debe cuidar de su hija durante sus peligrosas misiones.

Alba, que interpreta a una espía que decide retirarse para cuidar a su familia pero debe regresar para ayudar a sus hijastros a derrotar al malvado Timekeeper, destacó el perfil de madre trabajadora de su personaje por su "aspecto humano".

"Ser una espía que intenta salvar al mundo parece ser la parte más fácil de lo que ella hace", indica la actriz hispana en unas declaraciones facilitadas por la distribuidora de la película, The Weinstein Company.

La actriz, que el pasado 13 de agosto dio a luz a su segunda hija, ha participado activamente en la promoción de "Spy Kids: All the Time in the World" y se la pudo ver muy embarazada el pasado 31 de julio en Los Ángeles cuando acudió al estreno oficial de la película.

Esta dualidad de madre trabajadora que exhibe Jessica Alba en la ficción y realidad fue lo que inspiró al realizador de la cinta, el director de origen mexicano Robert Rodríguez.

"La idea se me ocurrió cuando trabajaba con Jessica Alba en otra película y la vi cuidando de su hija pequeña, que tenía entonces dos años, cargando a la niña y trabajando al mismo tiempo, siendo una madre trabajadora, y pensé que sería una gran idea", dijo el realizador.

El director calificó a Jessica Alba de una "mujer muy fuerte" y destacó su capacidad de compaginar ser madre y actriz, cuidando de su hija durante los rodajes.

"El hecho de que fuera madre a la hora de rodar la película hace que el largometraje funcione", dijo Rodríguez sobre Alba, con la que ha trabajado en tres diferentes proyectos.

La actriz de "Machete" o "Sin City" indicó que hay "cientos de películas de espías y de acción, pero es difícil ver a una mujer que intenta ser buena en su trabajo y como madre, y luchando por esos dos objetivos".

Jessica Alba es madre de dos niñas, Honor Marie, de tres años de edad, y la recién nacida Haven Garner, segunda hija de su matrimonio con Cash Warren.

Con la participación de Alba y Rodríguez, esta cuarta entrega de la saga infantil "Spy Kids" es una muestra más de que los artistas hispanos se afianzan en Hollywood.

"Spy Kids: All the Time in the World" se estrenará el viernes en cerca de 3.000 salas de cine de todo país, lo que la convierte en la novedad cinematográfica con mayor presencia del fin de semana.

Jessica Alba sustituye como principal referencia del reparto a Antonio Banderas, que tiene una pequeña aparición en el largometraje.

En el reparto también figuran caras conocidas como la de Danny Trejo y la "Spy Kid" original Alexa Vega, que vuelve a interpretar a Carmen Cortez diez años después de que actuase en la primera cinta de la saga.

La joven actriz de origen colombiano explicó que su personaje vuelve a disfrutar de ser espía, después de unos años difíciles en la OSS, la organización espía de la que forma parte.

Vega destacó el hecho de poder volver a trabajar con Robert Rodríguez, al que calificó de "un niño grande con una enorme imaginación" y del que destacó su capacidad para desarrollar distintas facetas de una producción cinematográfica.

"Escribe, produce, dirige y compone música para sus películas. Me impresiona además que es capaz de conectar con el público y mostrar la historia tal y cómo la ve en su cabeza", dijo.

Las tres anteriores entregas de la saga "Spy Kids" recaudaron en taquilla cerca de 470 millones de dólares en todo el mundo, por lo que Rodríguez no descarta volver a ponerse detrás de las cámaras para dirigir una quinta película sobre los jóvenes espías.