El actor estadounidense Harrison Ford, de 69 años de edad, ha expresado su decepción por la escasez de escenas arriesgadas para su personaje en la película "Cowboys & Aliens", mientras Daniel Craig, su compañero de reparto, se muestra entusiasmado por su primer film del oeste.

"Todo lo que he tenido que hacer es correr, tirarme al suelo y montar a caballo", comenta el legendario "Indiana Jones" en declaraciones adelantadas hoy por la revista alemana "TV Movie", en las que lamenta que "en esta película no hubiese un solo 'stunt' para mí".

Además reconoce que le gustan los filmes "tanto del oeste como de ciencia ficción, pero no una mezcla de ambos", por lo que estuvo a punto de rechazar la oferta para participar en la película que combina ambos géneros.

"Fue después cuando me di cuenta de que una película así puede atraer a millones a los cines", señala el que fuera "Han Solo" en la "Guerra de las Galaxias", quien reconoce ir rara vez al cine, aunque "ruedo mucho porque me gusta trabajar".

Por su parte, Daniel Craig comenta en la misma revista su entusiasmo por el primer papel en un género cinematográfico que le resulta absolutamente novedoso.

"Siempre quise ser un cowboy, ya que en mi juventud me vi todas las películas de Sergio Leone", afirma el mas reciente James Bond, quien subraya que "cuando me ofrecieron el papel fue como acertar un pleno a la lotería primitiva".

Craig revela además su pasión por los caballos -"podría estar todo el día sobre una silla de montar"- y expresa su envidia sana por el hecho de que su compañero Harrison Ford comprara al final del rodaje las monturas que utilizaron.

"Si tuviese un pedazo de tierra también lo habría hecho", comenta el actor británico de 43 años, quien confiesa creer en la existencia de extraterrestres, "aunque están muy lejos y seguramente no se interesan en absoluto por nosotros".