El gigante petrolero BP anunció el jueves que investiga una nueva mancha de crudo en el Golfo de México aunque no hay indicios de que se trate de un nuevo derrame.

Una explosión en abril del 2010 en el pozo Macondo de British Petroleum, situado en el golfo, mató a 11 personas y causó el peor derrame marítimo en la historia de Estados Unidos, aunque la descripción de BP del sitio de la nueva mancha y un comunicado de un funcionario estadounidense parecieron indicar que no está donde detonó el Macondo.

La mancha de crudo que flota en la superficie del agua podría proceder de una fuga o un derrame. BP no precisó la fuente, pero dijo a The Associated Press que estaba cerca de "operaciones actuales de BP".

La empresa agregó que la mancha fue localizada cerca de dos pozos de exploración abandonados en el Golfo de México y que envió un "vehículo operado por control remoto" para examinar esos dos pozos submarinos.

La vocera de BP Sheila Williams dijo que "hay muchas manchas en esa zona del Golfo de México" y que la sustancia no necesariamente procedería de las instalaciones de BP.

La empresa dijo en un comunicado que la mancha fue localizada cerca de dos pozos extractores abandonados en el Bloque del Cañón Verde del Golfo de México. Según un mapa colocado en la internet por el Departamento de Energía estadounidense, el Bloque del Cañón Verde — una extensa zona en forma de cuadrado al norte de Luisiana — es adyacente al Bloque del Cañón del Misisipí, donde estalló el pozo Macondo.

"No investigan mancha alguna en los alrededores del pozo de BP", dijo el jueves por teléfono a la AP Paul Barnard, controlador de operaciones en el sector de Nueva Orleáns de la Guardia Costera.

Cierta cantidad de crudo se filtra naturalmente del lecho marino en el golfo y BP ha informado que por lo menos de unos 27.000 pozos abandonados de crudo y gas no son examinados rutinariamente cuando son cegados ni después, para detectar posibles fugas.

Las operaciones de BP en el Golfo de México han sido seguidas atentamente tras el desastre, y la empresa sigue siendo la mayor arrendataria de zonas de exploración, aunque otras compañías de hidrocarburos tienen igualmente operaciones en el golfo.

"Investigamos las fuentes potenciales de la mancha. No estamos en posición de añadir más", indicó la vocera.

___

Bill Fuller en Nueva Orleáns contribuyó a este artículo.