El Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó hoy que la economía salvadoreña sólo crecerá 2 % y no 2,5 % este año como se tenía previsto, debido a la crisis económica mundial, aunque el Gobierno dijo estar preparado para enfrentar éste y otros efectos negativos.

"Debido al deterioro reciente de las condiciones externas, el crecimiento económico para 2011 se proyecta en 2 %, algo menor al contemplado a principios de año (2,5 %)", dijo en conferencia de prensa Mario Garza, jefe de una misión del FMI que visita el país desde el 8 de agosto para revisar el Acuerdo Stand-By (prevención) que ese organismo tiene con El Salvador.

El hecho que se esté realizando "una proyección más cautelosa" obedece, según Garza, a la necesidad de tener "supuestos cautelosos" para crear un programa fiscal que también sea prudente.

Al mismo tiempo, destacó "que el programa tiene que estar listo para absorber choques internacionales sin que se salga de su curso".

El FMI confirmó así la caída en el crecimiento anticipada ayer por el presidente del Banco Central de Reserva, Carlos Acevedo, ante la crisis de la economía de los Estados Unidos, principal socio comercial de El Salvador y fuente de las remesas de inmigrantes salvadoreños.

El acuerdo Stand-By entre El Salvador y el FMI supone la disponibilidad de un monto aproximado de 790 millones de dólares para el país y fue aprobado en marzo de 2010 para un período de 36 meses, según el sitio web del organismo internacional.

Por su parte, el secretario técnico de la Presidencia, Alexander Segovia, indicó en la conferencia de prensa con Garza que el Gobierno salvadoreño está "mejor preparado ahora que antes para enfrentar la crisis".

El Gobierno tiene "una mejor disciplina y responsabilidad fiscal", está "listo y presentando programas de protección en los sectores vulnerables" y dispone de "recursos para implementar una política fiscal anticíclica" que contrarrestará "los posibles efectos negativos de una crisis internacional", detalló Segovia.

Garza precisó que El Salvador "está comprometido a reducir el déficit fiscal a 3,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) en 2011, lo cual estabilizará la deuda pública en alrededor de 52 % del PIB".

Añadió que el Gobierno también se ha comprometido a reducir el déficit fiscal a 2,5 % en 2012.

A pesar de la crisis económica mundial, y principalmente la de EE.UU., Segovia aseguró que la meta de un déficit de 3,5 % la van a lograr este año y que confían en que alcanzarán el 2,5 % en 2012.

"Tenemos recursos para contrarrestar los posibles efectos negativos de una crisis internacional, eso se llama política anticíclica y que no teníamos en 2009", aseguró Segovia.

La misión del FMI finalizará mañana su visita oficial a El Salvador, según un comunicado del organismo.

Garza expresó que "se espera que el Directorio Ejecutivo del FMI considere la conclusión de la tercera revisión del Acuerdo Stand-By en septiembre de 2011".

Al mismo tiempo, destacó que "las autoridades han expresado la intención de continuar tratando este acuerdo con carácter precautorio (preventivo)" ante una eventual crisis.