El Departamento de Estado mantiene a Cuba en su lista de países patrocinadores del terrorismo, en la que figuran también Irán, Sudán y Siria, según figura en su informe anual sobre el tema, divulgado hoy.

En el informe se pone de relieve que aunque la isla, designada por EE.UU. como país patrocinador del terrorismo desde 1982, "mantuvo una actitud pública contra del terrorismo y su financiación en 2010 no hay pruebas de que haya cortado sus vínculos con elementos de las FARC y algunas informaciones de prensa indican que algunos miembros de ETA, activos y pasados, continúan en Cuba".

El informe indica asimismo que Cuba "sigue denunciando los esfuerzos antiterroristas de EE.UU. en todo el mundo, que dibuja como un pretexto de EE.UU. para extender su influencia y poder".