El petróleo de Texas se desplomó hoy el 5,93 % y cerró en 82,38 dólares por barril a raíz de los datos desalentadores sobre la evolución de la economía de Estados Unidos, el primer consumidor energético mundial junto a China.

Al final de la cuarta sesión de la semana en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre -los de más próximo vencimiento- habían restado 5,2 dólares al precio de cierre anterior.

El crudo registró esa caída en una jornada en la que, además, se conoció que el banco estadounidense Morgan Stanley rebajó sus pronósticos de crecimiento de la economía mundial para este año y el que viene, y situó a EE.UU. y a Europa "peligrosamente al borde de la recesión".