La Policía Nacional informó el jueves de la captura de un ciudadano polaco solicitado en extradición en su país por delitos de tráfico de drogas.

Albin Kanichal, de 28 años, fue capturado la víspera en una barriada del centro de la capital colombiana cuando agentes lo sorprendieron robando cables de la empresa de teléfono de la ciudad y que suelen ser vendidos en el mercado negro por ser de material de cobre, informó en conferencia de prensa el general Francisco Patiño, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Las autoridades descubrieron que el detenido tenía pendiente una orden de captura en su país por transportar cocaína en maletas de doble fondo desde Venezuela hasta países como Holanda, España y Suiza.

De acuerdo a las autoridades, el ciudadano polaco había sido capturado en septiembre del 2004 en Caracas cuando salía del aeropuerto internacional rumbo a Europa con cuatro kilos de cocaína. En el vecino país fue condenado a 10 años de prisión, según la policía colombiana, pero por buena conducta consiguió su libertad cuatro años después y en noviembre del 2009 llegó a la ciudad colombiana fronteriza de Cúcuta.

Patiño agregó que a mediados del 2010, el ciudadano polaco se trasladó a Bogotá y se instaló en el Cartucho, una zona plagada de consumidores de drogas.

El cónsul de Polonia en Colombia, Piotr Wyzinski, dijo telefónicamente que estaba fuera del país y que no podía comentar el caso.