El Real Madrid puede confiar en que su técnico José Mourinho los llevará a ganar trofeos, pero los jugadores del Barcelona consideran que el portugués está arruinando al fútbol español con su brusquedad y sus tácticas desagradables en el campo.

El Barcelona ganó su 10ma Supercopa de España al imponerse el miércoles por 3-2 al Real Madrid en un partido cargado de tensión que se convirtió en un pleito en los minutos finales y que terminó con tres tarjetas rojas.

Mourinho participó en el enfrentamiento y pareció picar en un ojo a Tito Vilanova, y luego hizo un comentario derogatorio del asistente del técnico del Barcelona en la conferencia posterior al partido.

El mediocampista del Barcelona Xavi Hernández calificó las tácticas del Madrid como "patéticas" y "vergonzosas para todo el fútbol en general", y su compañero Gerard Piqué fue incluso más lejos.

"Mourinho está destrozando el fútbol español. No es la primera vez, ya son varias y siempre son los mismos, así que da alguna forma se ha de frenar y espero que se tomen cartas en el asunto, no puede terminar cada partido así", agregó Piqué, luego que el Barcelona ganara su tercera Supercopa consecutiva, al vencer por marcador global de 5-4 al Real Madrid en la serie de ida y vuelta.

Pese a que la tensión siempre es alta en los partidos entre estos dos gigantes del fútbol de España, una noche húmeda y cálida de verano se convirtió en una trifulca luego de una dura entrada del brasileño Marcelo sobre la flamante contratación del Barcelona, Cesc Fábregas. Marcelo fue expulsado de inmediato.

Incluso Lionel Messi, quien anotó dos goles y dio la asistencia para el tanto de Andrés Iniesta que inauguró el marcador, se enfrentó con Mourinho, Pepe y Marcelo en discusiones acaloradas.

"Preocupante debería ser para el Real Madrid por la imagen que dan, es para hacer mucho daño. Me parece lamentable y más la imagen de algunos de sus futbolistas es lamentable", agregó Xavi. "La entrada de Marcelo no tiene ningún sentido para el fútbol. Lamentable totalmente la imagen del Madrid. Penosa, penosa para el fútbol en general".

Antes del altercado final, el Madrid remontó dos veces el marcador antes del gol del triunfo de Messi a los 87 minutos.

Sin embargo, la recuerdo que perdurará será el mismo que en abril, cuando los archirrivales se enfrentaron cuatro veces en 18 días y generaron más espectáculo fuera de las canchas que dentro de ellas.

Mourinho se ha enfrentado con el Barcelona desde cuando fue el técnico del Chelsea de la Liga Premier inglesa y desde su llegada al Real Madrid el resentimiento ha crecido con el club en el que alguna vez trabajó como asistente, pero donde siempre es identificado como "el traductor" por los aficionados.

Mourinho fue sancionado cinco partidos en abril después de alegar que el Barcelona recibió un trato preferencial de los árbitros y de la UEFA luego de perder por 2-0 ante el Barcelona en un partido por las semifinales de la Liga de Campeones, en el que Pepe fue expulsado.

Por su parte, el técnico del Barcelona Pep Guardiola alabó los esfuerzos del Madrid al considerar que siempre fue un equipo competitivo y confirmó que el ojo de Vilanova estaba bien.

"Las imágenes hablan por sí solas", dijo Guardiola, quien empató con el holandés Johan Cruyff como el técnico más exitoso con el Barcelona al ganar su 11mo trofeo de fuste. "Esto puede acabar mal si no se frena", agregó.