Aquejado por lesiones, suspensiones y la salida de importantes jugadores, Arsenal enfrenta un duro desafío en su campaña en la Liga Premier con una visita el sábado a Liverpool.

Un decepcionante empate sin goles en su primer encuentro de la temporada en la liga se ha sumado a la salida del capitán Cesc Fábregas a Barcelona y la inminente partida de Samir Nasri al Manchester City. Las aspiraciones de Arsenal de ganar su primer trofeo desde el 2005 recibieron además un golpe con las lesiones de los zagueros Kieran Gibbs y Johan Djourou, además del mediocampista Jack Wilshere.

Contra Liverpool, Arsenal tendrá que arreglárselas además sin el artillero Gervinho y el mediocampista Alex Song, suspendidos por faltas en el partido de apertura contra Newcastle.

Mientras que Arsenal fue maniatado a un empate 0-0 el sábado en el St. James Park, Liverpool tuvo también un inicio decepcionante con una igualada 1-1 en casa ante Sunderland.

Pero son los recursos de Arsenal los que están más presionados luego de gastarse apenas 20 millones de libras (33 millones de dólares) en la pretemporada para adquirir al marfileño Gervinho y al juvenil extremo Alex Chamberlain.

En contraste, Liverpool, que al igual que Arsenal tiene un dueño estadounidense, se gastó 50 millones de libras, además de casi 60 millones en el período de transferencias.

Pero los jugadores de Arsenal esperan que el dueño Stan Kroenke fortalezca el equipo en las últimas dos semanas de este mercado.

"Los jugadores a veces se preguntan: '¿Qué está pasando?' Hemos tenido un par de lesiones y esperamos que no sean muy graves", dijo el extremo Theo Walcott. "Tenemos un equipo grande, pero no queremos que siga reduciéndose ... Estoy seguro de que el dueño va a traer jugadores".

"No lo sé, pero si tú vendes a uno de tus mejores jugadores (Fábregas), estoy seguro de que tienen algunas opciones a cambio".

Y no fueron solamente Arsenal y Liverpool los que tuvieron inicios decepcionantes en la campaña, pues la era del técnico portugués Andre Villas-Boas en Chelsea comenzó con un empate 0-0 en Stoke. Los campeones del 2010 reciben a West Bromwich Albion el sábado por la noche.

De hecho, los únicos candidatos al título que abrieron la temporada con victorias fueron los dos equipos de Manchester, el United y el City.

La victoria del City fue más rotunda, con el argentino Sergio Agüero anotando dos veces y haciendo el pase para otro gol en un debut espectacular que concluyó con una victoria de 4-0 sobre el Swansea el lunes. City viaja el domingo a Bolton, que también comenzó la campaña enfáticamente, con un 4-0 sobre Queens Park Rangers.

"El inicio fue realmente bueno y quiero seguir así", dijo Agüero. "Tuve la oportunidad de jugar un poco y lo disfruté".

United también se trajo a un jugador del Atlético de Madrid en la pretemporada, pero el joven portero David de Gea ha tenido un comienzo errático a su carrera en Inglaterra.

El español fue criticado por permitir dos goles en el Community Shield ante el City, y culpado también por el gol de West Bromwich el domingo, aunque United ganó 2-1.

La próxima prueba para De Gea será el lunes contra Tottenham, que aún no ha jugado esta campaña luego que su duelo con Everton fuese suspendido por los disturbios en Londres.

En otros encuentros el sábado, Newcastle visita Sunderland, Aston Villa recibe a Blackburn, Queens Park Rangers viaja a Everton y Swansea se mide con Wigan en casa.

El domingo, Norwich recibe a Stoke y Fulham visita a Wolverhampton Wanderers.