Un juez federal de Nueva York rechazó hoy la petición de los abogados del multimillonario Raj Rajaratnam, fundador del grupo Galleon, para que se anulara el veredicto del jurado que en mayo pasado lo halló culpable de montar el mayor caso de uso de información privilegiada por un fondo de inversión.

El juez Richard Holwell decidió denegar hoy "en su totalidad" la petición de sus abogados para que se absolviera a Rajaratnam de todos los cargos, tras protestar por la tácticas de la Fiscalía y alegar que ésta no había presentado pruebas de suficiente calado para que "un jurado razonable" pudiera decidir su culpabilidad.

En una orden judicial de 48 páginas, el juez neoyorquino explica las razones por las que mantiene el veredicto de culpabilidad a Rajaratnam en todos y cada uno de los catorce cargos que se le impusieron relacionados con el diseño y la puesta en marcha de una trama para cometer fraude de valores con información privilegiada.

Según esos documentos judiciales hechos públicos este martes, en los que el magistrado se surte de sustanciosa jurisprudencia para explicar su decisión, "cualquier jurado razonable" hubiera declarado culpable al financiero de cada uno de los cargos que se presentaron en su contra.

Concretamente el jurado popular designado para el caso halló culpable en pasado mayo a Rajaratnam de cinco cargos de conspiración por cometer fraude de valores (cada uno conlleva una pena máxima de cinco años de prisión) y de otros nueve relacionados con haber cometido esos fraudes (con penas de hasta veinte años por cada uno).

Mientras el mismo juez debe hacer pública la sentencia contra el multimillonario el próximo 27 de septiembre, la Fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York pidió la semana pasada una condena de entre 19 y 24 años de cárcel para él, pese a que todos los cargos conllevan una pena máxima de 205 años de prisión.

El caso Galleon se ha saldado con un total de 26 imputados, de los que una veintena ya se declararon culpables.

La última condena recayó el pasado 20 de julio en Danielle Chiesi, una exempleada de New Castle Funds sentenciada a dos años y medio de cárcel por su participación en la estafa montada por Galleon Group.

El veredicto de culpabilidad de Rajaratnam fue una gran victoria para las autoridades, que jamás habían impulsado una causa tan ambiciosa para combatir el uso ilegítimo de información privilegiada y ayudar así a definir la delgada línea entre ese delito y la obtención legítima de datos o pistas de trascendencia sobre actividades empresariales antes de invertir en bolsa.

Las autoridades acusaron a Rajaratnam, de 53 años y originario de Sri Lanka, de haber recibido información confidencial sobre empresas como Intel, IBM, Hilton, eBay, Akamai Technologies, Polycom, Google, Sun Microsystems, Clearwire, AMD, ATI Technologies y PeopleSupport, entre otras.

Durante el juicio se llegaron a intervenir 45 líneas telefónicas, todo para demostrar que el grupo Galleon obtenía ilegítimamente información de importantes compañías antes de que ésta fuera pública y sacar provecho de ella en operaciones bursátiles.