Una falla geológica activada por las intensas lluvias del pasado noviembre amenaza con borrar del mapa el barrio de San Francisco, en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, pues hasta el momento se han derrumbado cientos de casas que han dejado sin techo a igual número de familias.

La portavoz de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Cartagena, Claudia Mesa, explicó a Efe que esta situación se registra desde "finales de noviembre del año pasado, pues el terreno tiene un empozamiento de líquidos que se han venido moviendo y los vecinos han podido sentir ligeros desplazamientos".

"Con la ola invernal la situación se ha acrecentado últimamente y ya lo que vemos es el desprendimiento de la falla geológica, que es lo que ha provocado que las casas estén en el suelo", detalló.

Jorge Sáenz, vecino de San Francisco desde hace 28 años, relató a Efe que el problema "se agravó el pasado sábado cuando hubo un temblor por una falla geológica y eso fue lo que hizo que las casas se rajaran y se colapsaran de un momento a otro".

Además, aseguró que "los veteranos dicen que el distrito les dio el aval para construir. Les dio un terreno que era legal, por lo que este barrio no es invasión, esto es legal".

En este sentido se manifestó también Miriam Imitola, quien vive en este barrio ubicado en el cerro de La Popa y observó que "el distrito hizo la urbanización y a cada persona le dio un terreno o una casa ya hecha. Ellos fueron los que fallaron si no estudiaron antes el terreno".

La alcaldesa de Cartagena, Judith Pinedo, cifró en Caracol Radio el total de familias que deben ser evacuadas en más de 2.300, población que según ella dobla a la del municipio de Gramalote en Norte de Santander (noreste), que en diciembre desapareció tragado literalmente por la tierra, saturada por las intensas lluvias.

Pinedo recordó que la evacuación paulatina de familias de este tradicional barrio cartagenero arrancó el pasado año, por lo que no se han registrado heridos ni muertos tras los derrumbes y apenas quedan cerca de 247 hogares por ser demolidos.

El área, muy próxima al aeropuerto internacional Rafael Núñez, no se puede reconstruir, según la alcaldesa, quien adelantó que a la tarea de evacuación le seguirán "labores de derrumbe total".

Pinedo recibió hoy en la zona a la ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe, con quien acordó reubicar entre ambos Gobiernos local y nacional a 2.195 familias.

"De éstas, 1.645 son familias pobres que el Gobierno Nacional se compromete a reubicar en los distintos proyectos de vivienda que se desarrollan en la ciudad", aseguró Uribe, y detalló que el asentamiento de otras 550 corresponderá a la Alcaldía de Cartagena.

Por otro lado, señaló que el Gobierno y la Alcaldía se comprometen a seguir otorgando "los respectivos subsidios de arrendamiento para las familias que ya han evacuado sus viviendas".

La Dirección de Gestión del Riesgo, dependiente del Ministerio de Interior y Justicia, informó en un comunicado que las familias están recibiendo además "ayuda alimentaria y humanitaria de acuerdo con el censo que entrega el Comité Local para la Prevención y Atención de Desastres".

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino