La primera central nuclear iraní, que ingenieros rusos han construido en Bushehr, en el golfo Pérsico, comenzará a operar en breve, anunció hoy Serguéi Lavrov, ministro ruso de Exteriores.

"Hemos abordado los últimos preparativos para el lanzamiento de la central nuclear de Bushehr. Ocurrirá en breve", apuntó Lavrov, citado por las agencias rusas, tras reunirse con su colega iraní, Ali Akbar Salehi.

Lavrov explicó que la fecha definitiva está siendo consensuada por las agencias nucleares de ambos países, según medios rusos.

"Estamos haciendo todo lo posible para garantizar el cien por ciento de fiabilidad y seguridad de la planta. Los últimos detalles técnicos se están completando con la parte iraní", dijo.

Recientemente, Irán aseguró que confiaba en inaugurar su primera central nuclear a finales de agosto tras más de 30 años de espera debido a los problemas políticos con Occidente.

El pasado 9 de mayo, los ingenieros iraníes completaron la última fase de suministro de combustible nuclear al reactor de la planta de Bushehr, que tuvo que ser vaciado a principios de abril por problemas técnicos.

Ingenieros rusos detectaron un "pequeño" problema en las bombas de enfriamiento de Bushehr, lo que obligó a retirar el combustible nuclear por motivos de seguridad y retrasar por tercera vez el arranque de la central.

Irán comenzó a construir esa central nuclear en la década de 1970 con ayuda alemana, pero el proyecto se interrumpió por el triunfo de la Revolución Islámica, que en 1979 depuso al último sha de Persia, Mohamed Reza Pahlevi.